Conciencia Corporal para Mujeres

 

¿Qué es?

Las clases de Conciencia Corporal para Mujeres están pensadas para trabajar el cuerpo y la mente de manera integral a través de ejercicios sensoriales que nos aportan un mayor conocimiento de nosotras mismas.

“Permiten a la mujer reconocer y experimentar a través del movimiento y la escucha de su cuerpo los diferentes recursos que posee, desde una perspectiva y actitud de respeto hacia ella misma.”

Las clases están basadas en métodos de trabajo corporal con base anatómica y sensorial.

 

¿Por qué? ¿Cómo se desarrolla?

En nuestro día a día no solemos prestar atención a nuestro cuerpo. Los ritmos y los hábitos han ido moldeando un “estar en él” bastante desconectado.

Se han instaurado en nosotras posturas y movimientos que nos llevan a sentir molestias.
Subir escaleras, toser, estornudar, saltar o caminar de manera poco óptima ( al igual que muchos otros hábitos como levantarnos de la silla, etc) pueden perjudicar a nuestro cuerpo, especialmente a esas zonas tan “olvidadas” en el día a día como es nuestro periné.
Toda esta falta de conciencia y herramientas para su cuidado y prevención, nos puede llevar a sufrir consecuencias como la incontinencia urinaria, anal e incluso sufrir prolapsos de forma temprana o a la larga.

En nuestra sociedad se percibe al cuerpo como algo superficial, “muerto” y disponible a nuestro uso. Ello nos ha llevado a olvidarnos de su fuerza, su inteligencia y su sabiduría

Las mujeres hemos sufrido especialmente este “maltrato” al cuerpo (aunque a día de hoy los hombres también se encuentran en este punto) y es por ello que es tan importante que volvamos a descubrirnos y tomar consciencia de nuestras zonas más femeninas.

En las clases exploramos la calidad de nuestros movimientos, redescubrimos la movilidad de nuestra pelvis y la importancia de ella en infinidad de movimientos diarios, ampliamos la capacidad respiratoria y de relajación, prevenimos las molestias futuras y nos llevamos herramientas y aliados para cuidarnos en nuestro día a día.

Las clases son vivenciales y se proponen una gran variedad de movimientos, ejercicios y pautas para despertar nuestro cuerpo, aprender su lenguaje a través de la escucha, adaptarnos a él y cuidarlo.

 

¿Para quién?

Toda mujer que desee comprender y sentir los cambios de su cuerpo, identificar sus necesidades y sus límites, conocer diferentes estrategias para prevenir molestias, experimentar con la respiración, sus fuerzas y movimientos, reconocer zonas de su cuerpo femenino y tener herramientas para su cuidado, ejercitar su periné con ejercicios sutiles y encontrar la movilidad de su pelvis.

Y sobretodo está dirigido a mujeres que deseen encontrar un espacio donde darse el permiso para explorar, experimentar, sentir y mimarse.

 

¿Con qué objetivos?

  • Redescubrir nuestro cuerpo
  • Prevenir dolores y molestias
  • Descubrir la movilidad de la pelvis y el resto del cuerpo
  • Despertar la conciencia corporal
  • Ampliar la capacidad respiratoria
  • Mejorar la calidad de la propia sexualidad
  • Encontrar un espacio, tan necesario para la mujer, de cuidados, calma, escucha, respeto y relajación en el que pueda conectar de forma única con ella misma.
  • Y mucho más…

 

Duración y tipo de clases

Las clases son grupales y mensuales. Se realiza una clase semanal de una hora.

 

 

¿Te das el permiso que tanto te mereces?

Información y Contacto